Saltar al contenido Principal Saltar al Buscador

Año: 1928, Fallos: 150:100 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina

Anterior ... | Siguiente ...

medio económico, pues comienza por comprar tierras, construir edificios, hacer correr trenes, ete., lo que significa emplear muchos miles de obreros a los que paga un jornal que luego se gasta dando vida al comercio interno; y si después, ya con explotación el negocio una vez cubiertos los gastos de producción, se ha realizado una ganancia, ella sale del país en función de intereses legítimos que ha de pagarse a los capitalistas del extranjero. En el negocio de una compañía de seguros, que opere como la hace la aciora, las cosas pasan a la inversa: ha comenzade por realizar contrazos, cobrando por anticipado las cuotas de las personas aseguradas, es decir, haciendo una recolección de dinero que no se invierte en construir edificios, ni en pagar salirios, ni en adquirir tierras, única forma de contribuir positivamente al progreso y hienestar general del país, ya que el pago del seguro a un particular damnificado por un siniestro no entraña un acto de interés colectivo. Recién cuando debe pagar una prima la compañía desembolsa dinero, sin que para ello haya ne cesitado acudir al capital que pueda tener en el pais de su constitución, pues las sumas recolectadas en el país, en virtud de los contratos realizados, le permiten hacer frente, normalmente, a los siniestros que ocurran. Y cabe preguntar si es posible sostener que una entidad que realiza un giro comercial semejante, efectúa alguna de las actividades enumeradas en los arts. 20 y 25 de la Constitución. ¿ Dónde está el aporte europeo? Todo el esfuerzo de la actora para ponerlo de manifiesto es ineficaz, aun cuando resultara cierto el hecho insinuado y no prohado de que hay ciento cinco millones de pesos invertidos por las compañias de seguros británicas en el país; pues en el mejor de los supuestos se trataría de dinero recolectado aquí mediante contratos de seguros y no de capitales levantados en cl extranjero e introducidos y radicados en la República.

7 Que no puede pretender la actora que la entidad que representa tiene radicación materiai en el territorio a los efectos l del goce en el mismo'de todos los derechos acordados al nativo.

Anterior ... | Siguiente ...

Compartir

50

Citar Página

Para citar esta página puedes copiar y pegar la siguiente referencia:

Año: 1928, CSJN Fallos: 150:100 
Extraido de : https://fallos.ar/csjn/tomo-150/pagina-100

¿Has encontrado algún error en el texto?

Por favor, tenga en cuenta que los textos mostrados en esta página web pueden contener errores ortográficos o ser difíciles de leer debido al proceso de reconocimiento óptico aplicado a documentos antiguos extraídos de los PDF de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina. Puede acceder a los documentos originales en el siguiente enlace: CSJN en específico en el Tomo: 150 en el número: 100 . Se recomienda utilizar los textos proporcionados aquí solo con fines informativos y considerar la fuente original para una referencia precisa.

Si encuentras algún error o tienes alguna consulta, no dudes en contactarnos a través del siguiente correo electrónico:

fallosargentina gmail.com